BULGARIA | Brutal asesinato de la periodista Viktoria Marinova: RSF pide protección para sus colegas de investigación

07.10.2018 20:06

 

Viktoria Marinova, de 30 años, presentadora de un programa informativo en el canal de televisión búlgaro TVN, fue asesinada salvajemente en pleno día el sábado 6 de octubre de 2018 en la ciudad de Ruse, al norte de Bulgaria. Reporteros Sin Fronteras pide a las autoridades búlgaras que realicen una investigación seria y exhaustiva sobre este acto atroz, y también que se proteja a sus colegas.

 

El fiscal regional, Georgy Georgiev, explicó este domingo en rueda de prensa que el cuerpo de Marinova fue encontrado en un parque de la ciudad. Los investigadores están examinando actualmente todas las pistas relacionadas con la vida personal y profesional de la joven periodista, que deseaba promover más investigaciones relevantes en TVN.

 

"RSF insta a las autoridades a realizar una investigación seria y exhaustiva para identificar a los autores de este horrible asesinato", reclama Christophe Deloire, secretario general de Reporteros Sin Fronteras. "Pedimos que los periodistas de TVN que han estado trabajando en el mismo espinoso reportaje que Viktoria Marinova estén bajo protección policial en espera del resultado de la investigación".

 

El último informe que presentó Viktoria Marinova retomaba un reportaje de los periodistas de investigación de la web Bivol sobre un gigantesco fraude de apropiación indebida de fondos europeos. A raíz de la publicación de esta información, hace tres semanas, RSF expresó su preocupación después de que los periodistas de Bivol recibieran graves amenazas y pidió que se asegurase su protección.

 

"Este asesinato ha sido perpetrado pocos días después de se emitiera este delicado reportaje de Viktoria Marinova", señana Atanas Tchobanov, cofundador de Bivol. Rendimos homenaje a la valentía de esta periodista, la única que tuvo el coraje de hablar de este fraude de fondos europeos en una televisión y con un reportaje de semejante formato.

 

Viktoria Marinova es la tercera periodista -y la segunda mujer- asesinada en un país de la Unión Europea en menos de un año. A Daphne Caruana Galizia la asesinaron el 16 de octubre de 2017 en Malta, haciendo estallar su coche, y al periodista de investigación eslovaco Jan Kuciak lo mataron el 21 de de febrero de 2018 en su país.

 

Como señala RSF en un informe publicado en julio de 2018, los periodistas de investigación búlgaros suelen sufrir todo tipo de presiones: desde advertencias, intimidación, mensajes de tipo mafioso o campañas de difamación, hasta asaltos a sus allegados o sus propiedades. En Bulgaria se han registrado casos de intentos de asesinato de periodistas, así como de palizas y explosiones o quema de automóviles.

 

Bulgaria continúa cayendo, año tras año, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras. En el ránking de 2018 obtiene la peor puntuación entre los miembros de la Unión Europea, con el puesto 111 de 180 países. Ver también el Informe Anual de la organización.