AUSTRIA | La radiotelevisión estatal prohíbe a sus periodistas hacer tuits políticos

05.07.2018 15:46

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) hace un llamamiento a la dirección radiotelevisión estatal de Austria, la ORF, para que retire una directiva que ordena a sus periodistas abstenerse de publicar opiniones políticas en Twitter y Facebook, ni siquiera en sus cuentas personales. Para la RSF, se trata de una restricción a la libertad de información.

 

Esta directiva interna, que se filtró la semana pasada, no solo prohíbe a los periodistas de ORF expresar sus opiniones políticas en las redes sociales, sino también retuitear o dar "me gusta" a las opiniones de otras personas.

 

"En adelante debe evitarse cualquier declaración pública que pueda interpretarse como aprobación o desaprobación, cualquier expresión de simpatía o aversión, y cualquier comentario crítico o controvertido sobre las instituciones políticas y sus representantes", señala la circular, que ha provocado una protesta en las redacciones de la ORF y entre sus periodistas.

 

La normativa va especialmente dirigida contra el presentador estrella de la ORF, Armin Wolf, famoso por sus comentarios y frecuentes enfrentamientos con Heinz-Christian Strache, el líder del partido de extrema derecha FPÖ yl socio minoritario de la coalición que gobierna Austria desde diciembre pasado. Wolf tiene más de 400,000 seguidores en Twitter.

 

Strache ha atacado a la radiotelevisión estatal repetidamente desde diciembre, acusando a sus periodistas de transmitir  noticias falsas" y se retrata a sí mismo como una víctima de "los medios del sistema".

 

Uno de los puntos principales en el programa electoral de la coalición era "un mayor control de la emisora pública, ORF", que se describió como subordinada a los partidos tradicionales socialdemócrata y conservador.

 

"Al restringir el uso de las redes sociales a los periodistas, incluidos los reporteros políticos, la dirección de la ORF está violando no solo su libertad de expresión, sino también su derecho a informar, ya que estos tuits son vehículos de información", aclara Pauline Adès-Mével, directora del departamento para la UE y los Balcanes de Reporteros Sin Fronteras. "La dirección de la emisora pública debe resistir las presiones del gobierno y debe retirar esta directiva".

 

Actualmente, Austria ocupa el puesto 11, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras.