ALEMANIA | Las agencias de inteligencia podrán ‘hackear’ a medios y periodistas

10.06.2019 13:27

 

Un proyecto de Ley del Ministerio del Interior de Alemania prevé que los servicios de inteligencia germanos puedan piratear servidores, computadoras y teléfonos de periodistas y medios de comunicación para buscar de forma encubierta datos digitales en sus dispositivos, lo que significa que también podrían identificar a las fuentes periodísticas en el proceso.
 

 
Los resultados de la investigación realizada por Reporteros Sin Fronteras de Alemania (RSF Alemania) han desencadenado un amplio debate, porque los periodistas ven en peligro su derecho a la protección de las fuentes garantizado por la Constitución. "Si se suprime la protección de las fuentes, los profesionales de los medios de comunicación y sus fuentes perderían las bases para una cooperación fiable. El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, debe poner fin de inmediato a los planes de su ministerio", destaca Christian Mihr, Director Ejecutivo de RSF Alemania.
 


RSF Alemania ha emitido un comunicado en el que explica cómo los ataques digitales planificados dificultarían enormemente el trabajo periodístico en Alemania. De salir adelante este proyecto, se permitiría a los servicios de inteligencia realizar las llamadas "búsquedas en línea" ("Online-Durchsuchung") utilizando un software espía especial para piratear dispositivos digitales y acceder a toda tipo de información. En el caso de los periodistas, esto significa la posibilidad de acceder y escanear documentos guardados, grabaciones de entrevistas e historiales de búsqueda en el navegador.
 

 
De acuerdo con los planes del Ministerio del Interior, los servicios de inteligencia alemanes también podrían usar estas medidas de vigilancia contra los medios de comunicación. El servicio de inteligencia nacional podría espiar a los medios alemanes, mientras que el BND, la agencia de inteligencia extranjera de Alemania, podría hackear los medios extranjeros. El BND estaría facultado para piratear medios extranjeros con objeto de garantizar "la capacidad de Alemania para actuar". De esta manera, por ejemplo, se permitiría piratear los servidores de The Washington Post si se considerara que esto sirve a los intereses de la política exterior de Alemania.
 


Sin embargo, las "búsquedas en línea" son solo la punta del iceberg. El proyecto de ley ministerial enumera una serie de otras medidas con las que los servicios de inteligencia podrían monitorear las actividades periodísticas. Se les permitiría así interceptar las comunicaciones cifradas entre los profesionales de los medios de comunicación y sus fuentes y acceder a los datos de reserva de trenes o alquileres de automóviles utilizados en desplazamiento profesionales.
 


La investigación de RSF Alemania ha provocado la protesta de los periodistas alemanes. La revista de investigación Der Spiegel escribió en su edición digital que los medios de comunicación de Alemania deberían protestar hasta que el Ministerio del Interior retire sus planes. Después de que el tema llegase a los titulares de todos medios de comunicación relevantes del país, el Partido Socialdemócrata, socio menor en el gobierno de coalición de Alemania, declaró su oposición a este proyecto. El ministro del Interior alemán explicó que quería seguir ofreciendo a los periodistas una protección "especial", sin embargo, evitó cualquier declaración en el sentido de que los periodistas no deberían ser el objetivo principal de los piratas informáticos de los servicios de inteligencia alemanes.
 


RFS Alemania continuará haciendo campaña para que las búsquedas en línea dirigidas a los medios alemanes y extranjeros sean prohibidas por la ley.
 


Alemania se ubica en el puesto 13 entre los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de la Prensa 2019 de Reporteros Sin Fronteras. Ver también el Informe Anual de la organización.
 


Para obtener más información sobre la libertad de prensa en Alemania, visite www.reporter-ohne-grenzen.de/