ALBANIA | Los periodistas de investigación, repetidas víctimas de ataques y amenazas

04.09.2018 17:35

 

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su consternación por la amenaza, el 3 de septiembre, al periodista Julian Shota, y el asalto con rifle sufrido en el domicilio de la periodista Klodiana Lala, cuatro días antes en la capital, Tirana.

 

Shota, reportero de Report TV, había acudido a la localidad de Laç para cubrir un explosión en el interior de un bar. El dueño del local le ordenó salir en cuanto llegó y, después de decirle que no filmara, sacó una pistola y amenazó con dispararle.


"Debo mi supervivencia a los que le impidieron que me disparara en ese momento", contó el periodista horas después a Report TV.


La policía investiga la causa de la explosión en el bar, que no ha causado heridos. Interrogó al dueño en comisaría y le pueso en libertad.


“Laç es conocida por ser una ciudad peligrosa con organizaciones criminales muy poderosas que no necesariamente sigue la policía local", han contado a RSF periodistas especializados que piden quedar en el anonimato. "Para hacer su trabajo los periodistas deben tratar con estas organizaciones y todo a cambio de salarios muy bajos".

 

La amenaza de muerte contra Shota y el ataque previo sufrido en Tirana por  Klodiana Lala han puesto de manifiesto el clima de violencia que aún existe en Albania, donde los periodistas están entre los principales objetivos. 


Se desconce quién disparó el 30 de agosto al domicilio de Klodiana Lala, una periodista de investigación especialidad en cubrir temas criminales, pero horas después aseguró en su cuenta de Facebook estar convencida de que el ataque estaba vinculado con su ejercicio profesional. La policía le ha puesto protección.
 

"Disparar al domicilio de una reportera con un Kalashnikov y amenazar a un periodista a punta de pistola son prácticas inaceptables diseñadas a intimidar y silenciar a los periodistas que se atreven a investigar al crimen organizado, unas prácticas que todavía se mantienen en Albania", afirma Pauline Adès-Mével, responsable de la oficina de Europa - Balcanes de Reporteros Sin Fronteras. "Pedimos a las autoridades que condenen públicamente cada uno de estos ataques y protejan a los periodistas todo el tiempo que sea necesario para garantizar que pueden ejercer su trabajo".
 
Albania ocupa el puesto 75 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que elabora anualmente Reporteros Sin Fronteras.


Consulta más información sobre Albania en el Informe Anual elaborado por RSF-España.